Entrenamiento Funcional: perfecto para articulaciones y fortalecimiento de músculos

Los ejercicios de entrenamiento funcional entrenan tus músculos para que trabajen juntos y te preparan para las tareas diarias simulando movimientos comunes que podrías hacer en casa, en el trabajo o en los deportes.

Los ejercicios de entrenamiento funcional entrenan tus músculos para que trabajen juntos y te preparan para las tareas diarias simulando movimientos comunes que podrías hacer en casa, en el trabajo o en los deportes. Como utilizas los músculos de la parte superior e inferior del cuerpo al mismo tiempo, los ejercicios de entrenamiento funcional También activa la estabilidad central. Un ejemplo perfecto incluye una sentadilla. Las sentadillas entrenan tus músculos para recoger objetos pesados del piso, al sentarte y levantarte de un sofá o silla, y mejoran tu capacidad para realizar otras actividades físicas que requieren que uses las piernas y el core. Las sentadillas realizan estas tareas muchas veces mejor que Extensiones de rodilla.
Otro beneficio de los ejercicios de entrenamiento funcional es el hecho de que no necesitas equipo. Muchos de estos ejercicios básicos se pueden realizar utilizando su propio peso corporal. A medida que utiliza su propio peso corporal durante los ejercicios de entrenamiento funcional, también tiene la oportunidad de realizar ejercicios multiarticulares y multimusculares que mueven el codo, la columna y las caderas. , rodillas y tobillos. No solo desarrollará fuerza, sino que también mejorará el rango de movimiento. Si se hace de forma adecuada y segura, puede facilitar las actividades cotidianas, reducir el riesgo de lesiones y mejorar su calidad de vida.
Aquí hay algunos ejercicios de entrenamiento funcional puedes hacerlo en la comodidad de tu hogar.
Tablón
Funcionalidad: Este sencillo ejercicio fortalece los brazos y la columna, y también desarrolla la fuerza central. Se puede realizar en las manos o en los antebrazos si tienes problemas en las muñecas.
Ejercicio:  Ponte de rodillas y manos. Asegúrese de que las muñecas estén debajo del espalda. Estire lentamente las piernas detrás de usted. A medida que presiones las manos en el suelo, pon más peso en las puntas de los dedos, en lugar de en la muñeca. Trate de no bajar las caderas y ejercer presión en la zona lumbar. Involucre sus músculos centrales y mantenga la columna recta. Mantenga este ejercicio durante 5 a 10 respiraciones profundas. Opciones: colocar las rodillas en el suelo y sujetar, o colocar los antebrazos en el suelo.
 
Sentadilla con apoyo
Funcionalidad:Este ejercicio fortalece tus cuádriceps, isquiotibiales, y músculos de la pantorrilla. Las sentadillas al disminuir la incidencia del dolor lumbar.
Ejercicio: Párese con los pies separados un poco más que la distancia de las caderas. Si necesita apoyo, coloque las manos en las caderas, utilice una encimera o una silla. Doble lentamente las rodillas, concentrándose en usar el músculo del muslo para realizar el movimiento de sentadilla. No uses el impulso y siempre empuja desde los talones cuando intentes ponerte en cuclillas hacia arriba. Haga los ejercicios de sentadillas lentas hasta que sienta el ardor y ya no pueda volver a ponerse en cuclillas hacia arriba (tenga cuidado... no llegue al punto donde sienta dolor... DETÉNGASE antes de llegar allí). Cuando esto sucede, tus músculos han llegado a una falla total y has realizado el mejor entrenamiento. Puede ser bueno hacer 3 series, de 8 a 15 veces.
 
Estocada
Funcionalidad: Este ejercicio mejorará tu postura fortaleciendo los músculos de la parte superior y media de la espalda, los hombros, y brazos al mismo tiempo que tonifica y fortalece tus piernas y mejora la flexibilidad de tu cadera.
Ejercicio: Sostener un peso de 3 a 5 libras en cada mano (o NO). Párese con los pies juntos, dé un gran paso hacia adelante y luego baje lentamente el cuerpo hasta adoptar una posición de estocada. Asegúrese de que su rodilla esté por encima del tobillo, manteniéndola en un ángulo de 90 grados. Empuje lentamente hacia atrás hasta la posición inicial, empujando desde el talón. No te inclines hacia adelante al lanzarte. No coloque la rodilla delante del tobillo. No te inclines hacia adelante. Si necesita apoyo, coloque una mano en la pared o en una silla pesada.
 
 
rotación del torso
Funcionalidad: Tener músculos oblicuos fuertes es clave para evitar lesiones en la espalda baja. Este ejercicio mejora la fuerza y la coordinación de todos los músculos centrales, mejorará su tono y tensará su cintura.  Esto se puede hacer con las manos entrelazadas, sosteniendo un libro de 3 a 8 libras o si tienes un balón medicinal en casa.
Ejercicio: Siéntese en el suelo con las rodillas dobladas, los pies apoyados en el suelo y sosteniendo un balón medicinal a la altura del pecho con ambas manos. Incline el torso hacia atrás, lejos de los muslos, aumentando el ángulo de las caderas y empujando el ombligo hacia la columna. Manteniendo el ángulo de la cadera, gire el torso hacia la derecha y mueva el codo derecho hacia el suelo detrás de usted. Regrese al centro y gire hacia la izquierda. Repita de 10 a 15 veces por cada lado. A medida que te vuelvas más fuerte, realiza las rotaciones con los brazos más rectos y/o utiliza un balón medicinal más pesado. Mantenga siempre el ombligo hacia adentro.

es_PREspañol de Puerto Rico