Obteniendo tus ZZZ's

man sleeping on pillowComer bien y hacer ejercicio son excelentes maneras de comenzar el camino hacia el bienestar. Otra área de importancia que la mayoría de nosotros olvidamos considerar es la cantidad de horas que dormimos. Tomar la decisión de dormir lo suficiente es una decisión saludable para usted y su familia. El sueño no solo afecta nuestras actividades diarias, sino que también puede tener un gran impacto en nuestra salud. Es importante considerar cuánto sueño necesitamos a medida que crecemos y envejecemos, y qué tipo de cosas podemos hacer para ayudar a promover dormir.
Se han realizado muchas investigaciones sobre el sueño y su efecto en la salud. Los científicos han descubierto que la falta de sueño se ha relacionado con muchas enfermedades crónicas, entre ellas: diabetes tipo 2, enfermedades cardíacas, obesidad y depresión. El cuerpo se cura y se regenera a sí mismo mientras dormimos. Descansar lo suficiente le da al cuerpo el tiempo adecuado necesario para permitir que se produzcan estos procesos.
¿Cuánto dormir es suficiente? La National Sleep Foundation recomienda la siguiente guía:

RECIÉN NACIDO

(0-2 meses)

12-18 horas

BEBÉS

(3-11 meses)

14-15 horas

NIÑOS PEQUEÑOS

(1-3 años)

12-14 horas

PREESCOLAR

(3-5 años)

11-13 horas

NIÑOS EN EDAD ESCOLAR

(5-10 años)

10-11 horas

ADOLESCENTES

(10-17)

8,5-9,25 horas

ADULTOS

7-9 horas

(Tomado del sitio web de la Fundación Nacional del Sueño).


¿Qué puede hacer para ayudar a promover un patrón de sueño saludable y dormir la cantidad recomendada?

  1. Acuéstese a la misma hora todas las noches y levántese a la misma hora todos los días. Este hábito pone a su cuerpo en su propio ritmo y su cuerpo se acostumbrará a este patrón. Una vez establecido, se dormirá más rápido y tendrá un sueño más reparador.
  2. ¡Ejercicio! La mayoría de nosotros no hacemos ejercicio porque estamos demasiado cansados. Lo que debemos pensar es que estamos demasiado cansados porque no hacemos ejercicio. El ejercicio mejora el estado de ánimo y provoca una caída en la temperatura corporal que ayuda a conciliar el sueño. La clave es realizar ejercicio cardiovascular, pero no entre 3 y 6 horas antes de acostarse.
  3. Asegúrese de que su dormitorio esté oscuro, tranquilo y no demasiado caluroso. Prepárese para ir a dormir aproximadamente una hora antes, atenuando las luces de su casa y creando su propia puesta de sol.
  4. Utilice su dormitorio sólo para dormir. Los dispositivos electrónicos como computadoras, televisores y radios son estímulos. Animan al cuerpo a seguir usando sus sentidos y estimulan al cerebro para que siga trabajando.

 
Al comenzar el viaje hacia el bienestar comiendo bien y haciendo ejercicio, no olvide la importancia del sueño. Tómate el tiempo y toma la decisión de incorporar un sueño de calidad y convertirlo en una prioridad en tu vida. Te hará sentir descansado. , lleno de energía y listo para conquistar el mundo.
 
 
 
Referencia:
Fundación Nacional del Sueño

es_PREspañol de Puerto Rico