¿Cómo “hacen” las mamás un simposio virtual?


 
Ya llevamos cuatro o cinco meses en esta época tan extraña de la pandemia de COVID-19. Si eres como yo, ya no te estás acostumbrando a esta “nueva normalidad”, sino que más que nunca estás preparado para que termine.
Si bien es posible que estemos listos para volver a la vida como era antes de la COVID, el mundo no está del todo preparado para que lo hagamos, por lo que todos nos hemos visto obligados a hacer todo tipo de ajustes en nuestra vida diaria. HFA tuvo que tomar la difícil decisión de celebrar nuestro primer simposio virtual. El comité del simposio, la junta directiva y el personal tuvieron muchas conversaciones antes de tomar esta decisión. Personalmente creo que la parte más difícil de la decisión fue desde un punto de vista emocional.
¿Cuántas veces has escuchado a alguien decir – en un simposio o acerca de un simposio – no es una reunión, es una “reunión familiar”? Esa es una de las declaraciones de las que HFA está más orgullosa. Nos encanta escuchar a la gente decir eso y saber que la gente se siente así. 
¿Cuál es la primera palabra que te viene a la mente cuando escuchas HFA? Para mí, ¡es FAMILIA! Fue muy difícil para mí aceptar que esta reunión familiar simplemente no podía ocurrir. Al menos no como lo ha hecho durante todos estos años.
Una vez que todos aceptamos ese hecho, inmediatamente comenzamos a buscar cómo podemos mantener este sentimiento de “reunión familiar” mientras lo hacemos virtualmente. Admito que soy un poco parcial. Pero le di un adelanto a la plataforma virtual y es bastante sorprendente.
Esta plataforma 3D incluirá todo lo que conocemos y amamos del simposio: sesiones informativas (tanto en vivo como grabadas), una sala de exposiciones interactiva, una sesión de bienvenida con el orador principal y una ceremonia anual de premios.
Pero dado que mi tema aquí es: ¿cómo “hacen” las mamás un Simposio Virtual? Creo que es importante que pensemos en esos aspectos personales del Simposio y cómo no perderlo en la tecnología. Todos sabemos que las mamás somos diferentes: necesitamos esas relaciones personales y conexiones con otras mamás. Y aunque desearía que pudiéramos hacer esto en persona, ¿qué tan difícil sería si no pudiéramos abrazarnos?
Tal como lo hemos estado haciendo durante los últimos cuatro o cinco meses, todos iremos resolviendo esto a medida que avancemos. Habrá salas de networking y formas de conectarnos. Aprovechemos eso todos. Pero quizás lo más importante sea recordar que aunque no estemos juntos físicamente en el mismo lugar, siempre estamos juntos. Compartimos este vínculo increíble. Nos hayamos conocido o no. Ya sea que solo hayamos tenido unas pocas conversaciones o que seamos amigos cercanos. Nada de eso importa. Todos somos miembros de este “grupo” porque somos madre de un niño con un trastorno hemorrágico. Este vínculo nos conecta ya sea que nos veamos en Baltimore o no. ¡Y significa que en 2021 habrá muchos abrazos!
¡Espero conectarme con todos ustedes virtualmente y verlos pronto!

Obtenga más información en www.hemophiliafed.org/symposium!

es_PREspañol de Puerto Rico