La comunicación con nuestros hijos e hijas.


 
Tener una buena comunicación con nuestros hijos e hijas no siempre es fácil. Para esto es imprescindible saber estilos adecuados de comunicación para conocer a nuestros retoños más, para saber lo que piensan, para entenderlos más para saber. Cómo se sienten. De hecho, la comunicación entre padres e hijos es esencial para fomentar una autoestima fuerte, una personalidad saludable y unas relaciones personales buenas.
Es muy importante que la comunicación con los hijos tenga un diálogo abierto y positivo y que este enfocada en el amor, el respeto y la comprensión que le tenemos a nuestros hijos. De esta manera nos sirve para establecer contacto, para dar o recibir información y para expresar eficazmente lo que pensamos.
La comunicación no verbal es una que me delata a mí. ¿Tambiéna ustedes? Yo puedo decir algo con la boca, pero las expresiones de mi cara, sobre todo mis ojos dicen más que mil palabras. Les aseguro de que tengo que practicar diariamente a como comunicarme mejor con mis hijas para que esta sea una efectiva. Sobre todo, practico más el escucharlas y respetarlas. Los padres debemos recordar que no somos perfectos. Que cometemos errores, pero también que podemos mejorar como padres día a día. Lo importante es que los padres se esfuercen en comunicarse efectivamente con sus hijos, desde que estos son pequeños. El resultado será una relación familiar más cercana y positiva.
Cuando tenemos un hijo o hija con un diagnóstico de una enfermedad crónica como un trastorno de sangrado que nos afecta como familia. A veces, podemos enfrentar cambios en los sentimientos y el estilo de vida como consecuencia del diagnóstico y su tratamiento. La comunicación y las relaciones familiares se pueden convertir en un desafío y en relaciones hostiles y abrumadoras. Es este el momento de detenerse y pensar en fomentar unas relaciones saludables y mutuamente solidarias durante este tiempo de desafíos. Es posible que no pueda hacerlo solo y tenga que buscar ayuda profesional. ¡Recuerde, la comunicación ayudará a sus hijos a enfrentar el diagnóstico!
Algunos beneficios de tener una buena comunicación con nuestros hijos:

  1. Reducir el estrés
  2. Mejora habilidades sociales y personales mejorar como nos relacionamos con otros
  3. Los empoderados
  4. Les da seguridad en si mismo y sube la autoestima
  5. Son más cariños
  6. Saben demostrar el amor
  7. Auto control
  8. Te respetan
  9. Confian en usted
  10. Mejora las habilidades para tomar decisiones.

Algunos consejos para una buena comunicación con nuestros hijos:

  1. busque el momento adecuado y el lugar
  2. Escuche y muestre interés
  3. Cree un ambiente positivo
  4. Debes respetar y tolerar
  5. Pídale su opinión
  6. Hable abiertamente
  7. Utilice palabras positivas al momento de corregirlos y no lo haga en público
  8. este presente
  9. De consejos y no señale o juzgue
  10. à melo, à melo y à melo sobre todas las cosas

 
Martha vive con su esposo Julio y sus dos hijas en Nueva York.
*Nota: "Infusing Love: A Mom's View" es una colección de blogs de opiniones personales y una representación de las experiencias individuales. Si bien se realizan grandes esfuerzos para garantizar la precisión del contenido, las entradas del blog no representan a HFA ni a su Junta Directiva. El blog tampoco pretende ser interpretado como consejo médico o la opinión/posición oficial de HFA, su personal o su Junta Directiva. Se recomienda encarecidamente a los lectores que analicen su propio tratamiento médico con sus proveedores de atención médica.


Comunicación con nuestros hijos.
Por Marta Boria
Tener una buena comunicación con nuestros hijos e hijas no siempre es fácil. Para ello es fundamental conocer estilos de comunicación adecuados para conocer y comprender más a nuestros hijos, comprender lo que piensan y comprender cómo se sienten. La comunicación entre padres e hijos es fundamental para elevar una fuerte autoestima, una personalidad sana y buenas relaciones personales.
Es fundamental que la comunicación con los niños tenga un diálogo abierto y positivo, y que esté centrada en el amor, el respeto y el pensamiento que tenemos hacia nuestros hijos. De esta forma nos ayuda a establecer contacto, a dar o recibir información y a expresar adecuadamente lo que pensamos.
La comunicación no verbal es aquella que me revela. ¿A ti también? Puedo decir algo con la boca, pero las expresiones de mi rostro, especialmente mis ojos, dicen más que mil palabras. Les garantizo que debo practicar todos los días cómo comunicarme mejor con mis hijas, para que sea la adecuada. Sobre todo, practico escucharlos y respetarlos más. Los padres deben recordar que no somos perfectos. Que cometemos errores, pero también que podemos mejorar como padres día a día. Lo esencial es que los padres intenten comunicarse eficazmente con sus hijos desde que son pequeños. El resultado será una relación familiar más estrecha y positiva.
Cuando tenemos un hijo o una hija con un diagnóstico de una enfermedad crónica como un trastorno hemorrágico, nos afecta como familia. En ocasiones, podemos afrontar cambios en los sentimientos y en el estilo de vida como consecuencia del diagnóstico y su tratamiento. La comunicación y las relaciones familiares pueden convertirse en un desafío y en relaciones hostiles y abrumadoras. En este momento, será el momento de detenernos y pensar en cultivar relaciones sanas y de apoyo mutuo durante este tiempo de desafíos. Es posible que no pueda hacerlo solo y deba buscar ayuda profesional. Recuerda, ¡la comunicación ayudará a tus hijos a afrontar el diagnóstico!
Algunos beneficios de tener una buena comunicación con nuestros hijos:

  1. Reduce el estres
  2. Mejorar las habilidades sociales y personales que desarrollamos a medida que interactuamos con los demás.
  3. Los empodera
  4. Les da confianza y aumenta la autoestima.
  5. son cariñosos
  6. Saben demostrar amor.
  7. Autocontrol
  8. ellos te respetan
  9. Ellos confían en ti
  10. Mejorar las habilidades para tomar decisiones.

Algunos consejos para una buena comunicación con nuestros hijos:

  1. Encuentra el momento y el lugar adecuados
  2. Escuchar y mostrar interés.
  3. Crear un ambiente positivo
  4. Mostrar respeto y tolerancia.
  5. Pregunta por su opinión
  6. hablar abiertamente
  7. Utiliza palabras positivas al corregirlos y no lo hagas en público.
  8. Estar
  9. Consejos y no señales ni juzgues.
  10. Ámalos, ámalos y ámalos sobre todas las cosas.

 
Martha vive con su esposo Julio y sus dos hijas en Nueva York.
*Nota: "Infusing Love: A Mom's View" es una colección de blogs de opiniones personales y una representación de las experiencias individuales. Si bien se realizan grandes esfuerzos para garantizar la precisión del contenido, las entradas del blog no representan a HFA ni a su Junta Directiva. El blog tampoco pretende ser interpretado como consejo médico o la opinión/posición oficial de HFA, su personal o su Junta Directiva. Se recomienda encarecidamente a los lectores que analicen su propio tratamiento médico con sus proveedores de atención médica.
 

es_PREspañol de Puerto Rico