Aviso: Nuestro sitio web estará inactivo por mantenimiento del 13 al 14 de junio.

Los estados comienzan a abordar la deuda médica

Pagar la atención médica es cada vez más difícil para las familias estadounidenses. Menos trabajadores reciben cobertura médica a través de sus trabajos, y aquellos que la tienen en el trabajo enfrentan costos de bolsillo cada vez mayores. No sorprende que cada vez más familias se endeuden al intentar pagar la atención médica que necesitan. Las propuestas de reforma sanitaria que se encuentran actualmente ante el Congreso evitarían que millones de familias acumulen deudas médicas al hacer que los seguros sean asequibles para las personas que ahora no tienen seguro, limitar los costos de bolsillo de quienes tienen seguro y garantizar que las personas con bajos ingresos tengan menores costos de bolsillo. Algunas disposiciones de estos proyectos de ley irán más allá al ayudar a las personas que luchan con sus deudas médicas.
Si bien estos proyectos de ley ayudarán a las familias y a las personas a evitar contraer deudas médicas, no abordan todos los aspectos de este complejo problema. Ahí es donde entran los estados. Algunos estados ya han tomado medidas para garantizar que a los estadounidenses de bajos ingresos, sin seguro o con seguro insuficiente se les cobren precios justos por su atención, no enfrenten altos intereses cuando no pueden pagar sus facturas médicas de inmediato, y estén protegido de prácticas agresivas de cobro de deudas
Families USA acaba de publicar un informe que comienza a abordar los diversos esfuerzos estatales para frenar los terribles impactos que la deuda médica tiene en las personas que enfrentan enfermedades. Para obtener más información sobre el informe de Families USA siga el enlace adjunto aquí: http://www.familiesusa.org/resources/resources-for-consumers/coping-with-medical-debt.html

es_PREspañol de Puerto Rico