Infecciones virales

la década de 1980

En la década de 1980, aproximadamente el 90% de personas con hemofilia grave se infectaron con el virus del VIH y casi todos los pacientes con hemofilia que usaron productos de factor antes de 1988 se infectaron con hepatitis C (VHC).

Las infecciones transmitidas por la sangre solían ser una complicación importante del tratamiento para las personas que viven con hemofilia. En ese momento, los productos de factor se fabricaban utilizando grandes grupos de donantes de plasma y el proceso carecía de pruebas específicas para agentes infecciosos. Esta tragedia resultó en la pérdida de muchas vidas y puso de manifiesto la necesidad de cambiar los procesos de fabricación y cribado.

Hoy

Los productos de factor se consideran teóricamente seguros. Los científicos han desarrollado técnicas para fabricar factor de coagulación a partir de células animales. El factor de coagulación creado a partir de células animales se llama factor recombinante. Nunca se ha sabido que los concentrados de factor recombinante transmitan patógenos de ningún tipo.

Los productos derivados del plasma siguen desempeñando un papel importante en el tratamiento de los trastornos hemorrágicos. Con los procesos de prueba e inactivación viral disponibles en la actualidad, estos productos se consideran muy seguros.

El VHC es la principal causa de muerte entre los adultos con hemofilia y, a menudo, se lo conoce como “el asesino silencioso”.

Visite la central de aprendizaje

Obtenga más información sobre los trastornos hemorrágicos.

es_PREspañol de Puerto Rico